Es necesario callar


Cuando ya has dicho mucho,
cuando ya pensaste de más,
cuando las palabras no son suficientes,
es necesario callar.

Cuando la mirada de mi perro
me dice más que mucho de lo que escucho,
es necesario callar.

Cuando el papel en blanco
es más prometedor que cualquier enunciado,
es necesario callar.

Es necesario callar para no retener lo que tiene que partir.
Es necesario callar, para en silencio extremo
escuchar el caer de las lágrimas, lloradas o no,
que poco a poco han purificado todo.
Renuevan y limpian para que crezcan nuevas ideas,
inicios frescos de verde esperanza.
Callar y callar, para
en silencio dar un abrazo sin sermones
ni supuestas sabidurías,
a quien está en el ruido y confusión.
Ninguna palabra nos llenará
como la ayuda callada que podamos dar,
Nada nos hará sentir con más vida,
que la empatía silenciosa,
que es casi, la única de verdad.
Porque en silencio los pájaros
que trinan en la jaula de mi mente dormirán,
y al despertar, sigilosos, volarán directo a su origen.
Es necesario el silencio del vacío
para que un mínimo rayo de luz se cuele
y pierda su pequeñez al iluminarlo todo.


1 comentario

Añade el tuyo →

Deja una respuesta