Corre Lola corre (Lola Rennt)

Corre Lola Corre obra de Tom Tykwer, ha demostrado ser atemporal y cautivadora desde su estreno en 1999. Recientemente, me di la oportunidad de volver a disfrutar esta cinta alemana que celebra sus 25 años, acompañada por mi hijo adolescente, quien no quedó tan impresionado como yo. Entiendo que esto puede deberse a la gran cantidad de películas sobre bucles temporales que existen hoy en día.

Tykwer nos sumerge en un emocionante viaje, presentando la premisa de la historia antes de lanzarnos a una vorágine de acontecimientos que se desenvuelven trágicamente, llevando a Lola a cuestionar sus elecciones. Los tres loops de veinte minutos, cada uno con su propia secuencia y desenlace, nos permiten explorar diferentes realidades mientras Lola se enfrenta a las consecuencias de sus acciones.

La película despega con una Lola desesperada por salvar a su novio Manni, corriendo por Berlín sin descanso durante veinte minutos para salvarlo de un destino fatal. Este acto heroico desencadena una serie de eventos que exploran temas profundos como el amor juvenil, la lealtad, la paternidad y la traición, junto con la ineludible intersección entre nuestras decisiones y sus repercusiones.

El talento de Franka Potente da vida a una Lola vibrante y dinámica, una heroína estilo cómic de pelo rojo, que no solo puede anticipar y resolver problemas en medio del caos, sino que también nos ofrece una visión del futuro a través de las interacciones con los personajes que habitan en su mundo. Estos personajes van desde la torpeza hasta la violencia, del amor al desamor, abarcando la suerte y la supervivencia.

Corre Lola Corre es mucho más que una película sobre carreras frenéticas y giros temporales; es una exploración profunda de la condición humana, envuelta en una capa de suspenso y acción que deja al espectador reflexionando sobre el poder de nuestras decisiones y la naturaleza cambiante del destino.

Por cierto, la música es excelente. Y visualmente para mí, es una joya. Si no eres fanático de las historias sobre bucles temporales, efecto mariposa o vidas paralelas, definitivamente ver a Lola correr es un reto que seguro disfrutarás.

Deja una respuesta