Un día cualquiera

Una bala que perfora la ventana del auto,
una mujer suspendida en el tiempo,
un hombre cuyo corazón ya no late,
unos niños que han perdido la inocencia,
una ambulancia inmóvil y en silencio.

Yo una simple espectadora,
de una visión que no debería ser vista


un día cualquiera.

Microrrelato escrito el 21 de febrero del 2024 por el asesinato de un abogado frente a su familia. No podré borrar la imagen de mi memoria.

4 comentarios

Añade el tuyo →

Que tremendo y parece que poco a poco van permeando las cosas en estos aspectos, cuando yo a mi edad decia eso sucede muy lejos, y hoy por hoy sucede tan cercano. Como tu dices un dia cualquiera. Deja sin palabras, y te deja paralizado al ver el horror de lo que queda impune.

Deja una respuesta